Actualidad noticias

  • Un camino lleno de baches pero rentable para los lácteos 4/7/2022


    Los precios de los productos lácteos alcanzaron niveles récord a principios de 2022, lo que hizo que muchos se preguntaran si ya hemos alcanzado los precios máximos del polvo. Si bien la producción de leche se encuentra en medio de una desaceleración significativa, el debilitamiento de las expectativas de la demanda está creando el escenario para algunas disminuciones moderadas de los precios de los productos lácteos durante la segunda mitad de 2022. La opinión de Rabobank es que superamos los precios máximos del polvo para este ciclo de precios en la primera mitad de 2022.

    Por primera vez desde 2016, el crecimiento de la producción de leche en las principales regiones exportadoras (Nueva Zelanda, Australia, América del Sur, EE. UU. y la UE) ha sido más débil que el año anterior durante tres trimestres consecutivos. La producción mundial de leche se ha visto obstaculizada por costos de insumos récord y problemas relacionados con el clima, lo que ha afectado los márgenes. Los precios elevados de la leche no se han traducido en un crecimiento garantizado de la producción de leche y, dado que los rebaños mundiales se contrajeron o enfrentaron obstáculos para el crecimiento, junto con los precios del maíz y la soja cerca de máximos históricos, la recuperación de la producción de leche en el tercer trimestre de 2022 será un repunte modesto.

    La dinámica de las importaciones de productos lácteos chinos es clave para la perspectiva de la demanda mundial de productos lácteos y fundamental para la dirección del precio de la leche en la granja de Nueva Zelanda. La fuerte producción nacional de leche, junto con una demanda de consumo más débil (debido a las medidas relacionadas con el covid) en un momento de altos inventarios, está dando como resultado una menor importación de productos lácteos en la actualidad. Las importaciones totales (medidas en equivalentes de leche líquida, excluido el suero de leche) ya son un 4 % más bajas durante los primeros cuatro meses del año calendario 2022.

    El aumento vertiginoso del suministro doméstico de leche en China en el primer trimestre de 2022 del 8% interanual y las altas existencias remanentes de las fuertes importaciones del año pasado chocan con una demanda más débil debido al movimiento restringido. Los bloqueos en China han exacerbado y ralentizado la situación de exceso de oferta, teniendo en cuenta el crecimiento de la producción nacional de leche aún fuerte y el crecimiento continuo de las importaciones de polvo (+3 % interanual) durante el primer trimestre de 2022. Esperamos que esto continúe alimentando la presión en la cadena de suministro para los precios de la leche en la granja dentro de China, además de ejercer presión sobre los precios mundiales de los productos lácteos. Con la caída del precio de la leche en la granja china, estamos viendo que los productos lácteos importados de Nueva Zelanda se vuelven menos competitivos con la LPE producida localmente.

    En la mayoría de las regiones, los consumidores están sintiendo el impacto significativo de la inflación en su poder adquisitivo. En los EE. UU. y la UE, la inflación en un máximo de 40 años es un shock para el consumidor y afecta desproporcionadamente a las familias de bajos ingresos. En los mercados emergentes, la inflación no es nueva, pero la gravedad del aumento actual de los precios, especialmente para los países importadores de materias primas, se ha visto amplificada por los efectos de la guerra en Ucrania y un dólar estadounidense muy fuerte. Aún así, los altos precios del petróleo podrían respaldar la demanda de importación de productos lácteos para algunos países exportadores de petróleo, como hemos visto en ciclos anteriores de materias primas. Rabobank anticipa que el déficit de suministro se cubrirá con la debilidad de la demanda, lo que ayudará a controlar los precios burbujeantes de las materias primas, por ahora.

    El pronóstico de apertura de Fonterra para 2022-23, el rango de precios de la leche en la granja se ha fortalecido a $ 8.25- $ 9.75 / kg MS (+/- US$ 0,41/litro al 7,3% de SU). El amplio rango refleja la dinámica actual del mercado, con restricciones de suministro global combinadas con una fuerte demanda del mercado que respalda el extremo superior del rango en particular. Rabobank comparte este punto de vista, con nuestro pronóstico de $9,00/kg/MS fijado en el punto medio del rango de Fonterra.

    Los eventos relacionados con la COVID y la geopolítica están creando situaciones de demanda únicas, pero la oferta restringida seguirá amortiguando el efecto total de estas condiciones de demanda, proporcionando un precio saludable de la leche en la granja para los productores de leche de Nueva Zelanda.

    La rentabilidad final para los productores de Nueva Zelanda en la próxima temporada se reducirá a la gestión de costos en un entorno inflacionario. Al igual que otros agricultores de todo el mundo, los agricultores de Nueva Zelanda están haciendo malabarismos con presiones de costos de insumos más costosas que en temporadas anteriores. Anticipamos que los costos de insumos clave para la producción lechera (combustible, fertilizante, alimento y mano de obra) se mantendrán elevados durante 2022 y probablemente también en 2023.

    La buena noticia es que la rentabilidad de la granja parece probable para la mayoría de los productores de leche, aunque con márgenes más pequeños en comparación con la temporada anterior. Sin embargo, no todo será sencillo, así que abróchese el cinturón para algunos baches en el camino, pero el destino por delante todavía se ve bien para los productores de Nueva Zelanda.

    traducido por el OCLA del newsletter de Farmers Weekly por Emma Higgins – Analista Senior de Rabobank