Acuerdo UE-Mercosur: reconocimiento mutuo de cientos de productos alimenticios “protegidos”

12/7/2019

  • El acuerdo prevé una mayor expansión del modelo de Indicaciones Geográficas de la Unión Europea.

    El acuerdo comercial recientemente concluido entre la Unión Europea y el grupo Mercosur verá 357 productos agroalimentarios de la UE reconocidos en los cuatro países sudamericanos como indicaciones geográficas, mientras que otros 220 productos serán reconocidos a cambio del bloque de LatAm.

    El acuerdo representa el mayor jamás realizado sobre las IG por la UE, superando, por ejemplo, a las 340 IG reconocidas por México, 200 por Japón y 158 bajo el Acuerdo Económico y Comercial Integral UE-Canadá (CETA).

    La lista de la UE consta de productos alimenticios, vinos y bebidas espirituosas que se encuentran bajo el Origen designado protegido (DOP) o Indicación geográfica protegida (DIP). El bloque tiene cerca de 3.500 productos de alimentos y bebidas bajo su esquema de IG, con casi 2.000 de ese total para vinos.

    La Comisión Europea ha informado a IEG Vu que la gama completa de elementos contenidos en el acuerdo no se dará a conocer hasta que se haya finalizado la limpieza legal del acuerdo. Sin embargo, se ha incluido el queso Fromage de Herve (queso) de Bélgica, el Comté (queso) de Francia, el Prosciutto di Parma (jamón) de Italia, el Queijo S. Jorge (queso) de Portugal, el Tokaji (vino) de Hungría y el Jabugo (jamón) de España como incluidos.

    La Comisión tiene claro por qué el reconocimiento de las indicaciones geográficas se ha convertido en una característica distintiva de las negociaciones comerciales de la UE a lo largo de los años. Además de ofrecer a los consumidores una garantía de calidad y autenticidad, el "sistema IG ofrece a los productores de la UE un precio superior por su producto y les permite fortalecer su posición en el mercado", dice.

    En un comentario separado a IEG Vu, una fuente de la Comisión declaró: "Todos los países del mundo tienen productos únicos profundamente enraizados en sus entornos geográficos, que contribuyen al desarrollo sostenible de sus comunidades. El sistema IG nos permite aportar valor a estos productos, al tiempo que celebran su origen e historia únicos. No solo es adecuado para la UE sino también para todos los productos en todo el mundo que se ajustan a estas características. Por este motivo, la protección de las IG está incluida en los acuerdos bilaterales que concluimos".

    Por lo tanto, la gran cantidad de IG se considera una gran victoria para la Comisión, no solo porque trata de aliviar las preocupaciones del sector agrícola del bloque sobre el acceso al mercado otorgado al Mercosur, sino también en sus esfuerzos por incluir tales medidas en futuros acuerdos comerciales.

    El acuerdo prevé una mayor expansión del modelo de Indicaciones Geográficas de la Unión Europea.

    El acuerdo comercial recientemente concluido entre la Unión Europea y el grupo Mercosur verá 357 productos agroalimentarios de la UE reconocidos en los cuatro países sudamericanos como indicaciones geográficas, mientras que otros 220 productos serán reconocidos a cambio del bloque de LatAm.

    El acuerdo representa el mayor jamás realizado sobre las IG por la UE, superando, por ejemplo, a las 340 IG reconocidas por México, 200 por Japón y 158 bajo el Acuerdo Económico y Comercial Integral UE-Canadá (CETA).

    La lista de la UE consta de productos alimenticios, vinos y bebidas espirituosas que se encuentran bajo el Origen designado protegido (DOP) o Indicación geográfica protegida (DIP). El bloque tiene cerca de 3.500 productos de alimentos y bebidas bajo su esquema de IG, con casi 2.000 de ese total para vinos.

    La Comisión Europea ha informado a IEG Vu que la gama completa de elementos contenidos en el acuerdo no se dará a conocer hasta que se haya finalizado la limpieza legal del acuerdo. Sin embargo, se ha incluido el queso Fromage de Herve (queso) de Bélgica, el Comté (queso) de Francia, el Prosciutto di Parma (jamón) de Italia, el Queijo S. Jorge (queso) de Portugal, el Tokaji (vino) de Hungría y el Jabugo (jamón) de España como incluidos.

    La Comisión tiene claro por qué el reconocimiento de las indicaciones geográficas se ha convertido en una característica distintiva de las negociaciones comerciales de la UE a lo largo de los años. Además de ofrecer a los consumidores una garantía de calidad y autenticidad, el "sistema IG ofrece a los productores de la UE un precio superior por su producto y les permite fortalecer su posición en el mercado", dice.

    En un comentario separado a IEG Vu, una fuente de la Comisión declaró: "Todos los países del mundo tienen productos únicos profundamente enraizados en sus entornos geográficos, que contribuyen al desarrollo sostenible de sus comunidades. El sistema IG nos permite aportar valor a estos productos, al tiempo que celebran su origen e historia únicos. No solo es adecuado para la UE sino también para todos los productos en todo el mundo que se ajustan a estas características. Por este motivo, la protección de las IG está incluida en los acuerdos bilaterales que concluimos".

    Por lo tanto, la gran cantidad de IG se considera una gran victoria para la Comisión, no solo porque trata de aliviar las preocupaciones del sector agrícola del bloque sobre el acceso al mercado otorgado al Mercosur, sino también en sus esfuerzos por incluir tales medidas en futuros acuerdos comerciales.

    Según el acuerdo, los productos que no sean IG vendidos bajo el mismo nombre estarán prohibidos en Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, y se prohibirán expresiones tales como "tipo", "estilo", "imitación" o similares.

    También significa que no se permitirá el uso de ningún símbolo, indicador o imagen "engañosa" que sugiera una IG "falsa" en el embalaje o etiquetado.

     

    "Además, la protección de las IG se ha fortalecido con la posibilidad de defender los derechos de las IG mediante la aplicación administrativa, incluidas las medidas de los funcionarios de aduanas en la frontera, además de la acción judicial", afirma la Comisión en el Acuerdo en Principio.

    La mayoría de las IG de la UE se reconocerán a partir de la entrada en vigor del acuerdo comercial, pero algunas verán períodos de eliminación más prolongados. Cognac y Prosecco seguirán permitiéndose el uso en etiquetas de los países del Mercosur durante 7 y 12 años respectivamente después de la implementación, pero después de ese período deberán cambiarse los nombres.

    También hubo una negociación sobre los términos 'parmesan' y 'gorgonzola' con los productores de Mercosur de estos quesos registrados antes de 2017 que podían continuar usándolos bajo una 'cláusula de abuelo', pero cualquier marca creada después de ese año tendrá que adoptar una nueva nombre para tales productos.

    Protecciones Mercosur

    Para Argentina y Uruguay, la lista de productos mutuamente reconocidos está dominada por vinos como Mendoza, La Rioja Argentina (Argentina) y Juanico (Uruguay).

    Se espera que refleje los productos presentados para la protección por parte de Mercosur durante las negociaciones del acuerdo a fines de 2017. Una fuente de la Comisión dijo que Paraguay también tendrá productos protegidos, sin agregar ningún detalle.

    Para Brasil, la lista es mucho más variada con 36 productos reconocidos en total. El más conocido en los mercados occidentales es probablemente el espíritu de azúcar de caña Cachaça, pero otros artículos notables incluyen el queso Canastra, la salchicha Maracaju y el café Alto Mogiana.

    La lista completa presenta tipos de carne de res, miel, melones, granos de cacao, uvas de mesa, vinos espumosos, dulces, azafrán y arroz, entre otros.

    La protección para estos productos generalmente ha sido bien recibida en Brasil, aunque grupos como el Comité Ejecutivo de Productores de Frutas de Coex en Rio Grande do Norte, la principal región productora de melón de Brasil y el sector de la uva de Vale do São Francisco han minimizado su importancia.

    En su lugar, se centran en la eliminación gradual o la eliminación inmediata de los aranceles de importación de la UE para sus productos para hacer que sus frutos sean más competitivos en el mercado europeo.

    Los productores brasileños de vino, a pesar de tener cinco productos protegidos, están mucho más preocupados por el impacto del mayor acceso para el vino europeo, que actualmente tiene un arancel del 27% en Brasil.

    Se estima que los vinos de la UE serán un 10 a 30% más baratos en los supermercados del país en comparación con los productos nacionales, una vez que la tarifa se reduzca a cero en ocho años.

    Sin embargo, algunos productores de vino son optimistas de que la competencia será buena. "La llegada de productos europeos aumentará el consumo y la cultura del vino en el país, lo que es positivo", dijo José Gualberto, presidente del Instituto de Vinos de la región (Vinhovasf). "Será un desafío, pero mejoraremos la eficiencia".

    Controversia Indicaciones Geográficas

    La inclusión de las indicaciones geográficas en el acuerdo de Mercosur probablemente aumentará las tensiones entre la UE y otros países que no reconocen el etiquetado de DOP o IGP y venden productos con nombres similares que en muchos casos se han producido en el país durante décadas, a menudo originalmente iniciados por inmigrantes de países europeos.

    Los EE. UU. son los más vocales sobre este tema y fue uno de los temas que impidió la progresión de las conversaciones sobre la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión entre la UE y los Estados Unidos (TTIP).

    El Consorcio de Nombres Comunes de Alimentos, con sede en Virginia, ha argumentado durante mucho tiempo que la UE está tratando agresivamente de restringir el uso de términos "genéricos" para productos como "parmesano" y "havarti" a través del modelo IG. Para esto último, la Comisión está impulsando el registro del queso como IGP.

    Mientras tanto, las negociaciones comerciales con Australia se estancaron a principios de este año luego de que el comisionado de Agricultura Phil Hogan dijo que la UE se negará a firmar cualquier acuerdo hasta que se resuelvan las disputas sobre las compañías australianas que usan IG para sus propios productos.

    Sin embargo, el crecimiento y la expansión del modelo de producto protegido de la UE no muestran signos de desaceleración, dado que el acuerdo Mercosur de la UE se basa en el principio de "lista abierta", lo que permite agregar nuevas IG de ambos bloques después de su entrada en vigor.

    La Comisión Europea también propone relajar las reglas para simplificar el registro de los esquemas de IG como parte de su reforma de la Política Agrícola Común para 2020-27.

    Además, a los productores de IG se les dará la oportunidad de integrar la tecnología moderna y los conocimientos técnicos en sus prácticas de producción tradicionales, lo que potencialmente llevará a un aumento significativo en los volúmenes de producción y exportaciones cada vez mayores a una creciente lista de mercados en todo el mundo.

     

    "Además, la protección de las IG se ha fortalecido con la posibilidad de defender los derechos de las IG mediante la aplicación administrativa, incluidas las medidas de los funcionarios de aduanas en la frontera, además de la acción judicial", afirma la Comisión en el Acuerdo en Principio.

    La mayoría de las IG de la UE se reconocerán a partir de la entrada en vigor del acuerdo comercial, pero algunas verán períodos de eliminación más prolongados. Cognac y Prosecco seguirán permitiéndose el uso en etiquetas de los países del Mercosur durante 7 y 12 años respectivamente después de la implementación, pero después de ese período deberán cambiarse los nombres.

    También hubo una negociación sobre los términos 'parmesan' y 'gorgonzola' con los productores de Mercosur de estos quesos registrados antes de 2017 que podían continuar usándolos bajo una 'cláusula de abuelo', pero cualquier marca creada después de ese año tendrá que adoptar una nueva nombre para tales productos.

    Protecciones Mercosur

    Para Argentina y Uruguay, la lista de productos mutuamente reconocidos está dominada por vinos como Mendoza, La Rioja Argentina (Argentina) y Juanico (Uruguay).

    Se espera que refleje los productos presentados para la protección por parte de Mercosur durante las negociaciones del acuerdo a fines de 2017. Una fuente de la Comisión dijo que Paraguay también tendrá productos protegidos, sin agregar ningún detalle.

    Para Brasil, la lista es mucho más variada con 36 productos reconocidos en total. El más conocido en los mercados occidentales es probablemente el espíritu de azúcar de caña Cachaça, pero otros artículos notables incluyen el queso Canastra, la salchicha Maracaju y el café Alto Mogiana.

    La lista completa presenta tipos de carne de res, miel, melones, granos de cacao, uvas de mesa, vinos espumosos, dulces, azafrán y arroz, entre otros.

    La protección para estos productos generalmente ha sido bien recibida en Brasil, aunque grupos como el Comité Ejecutivo de Productores de Frutas de Coex en Rio Grande do Norte, la principal región productora de melón de Brasil y el sector de la uva de Vale do São Francisco han minimizado su importancia.

    En su lugar, se centran en la eliminación gradual o la eliminación inmediata de los aranceles de importación de la UE para sus productos para hacer que sus frutos sean más competitivos en el mercado europeo.

    Los productores brasileños de vino, a pesar de tener cinco productos protegidos, están mucho más preocupados por el impacto del mayor acceso para el vino europeo, que actualmente tiene un arancel del 27% en Brasil.

    Se estima que los vinos de la UE serán un 10 a 30% más baratos en los supermercados del país en comparación con los productos nacionales, una vez que la tarifa se reduzca a cero en ocho años.

    Sin embargo, algunos productores de vino son optimistas de que la competencia será buena. "La llegada de productos europeos aumentará el consumo y la cultura del vino en el país, lo que es positivo", dijo José Gualberto, presidente del Instituto de Vinos de la región (Vinhovasf). "Será un desafío, pero mejoraremos la eficiencia".

    Controversia Indicaciones Geográficas

    La inclusión de las indicaciones geográficas en el acuerdo de Mercosur probablemente aumentará las tensiones entre la UE y otros países que no reconocen el etiquetado de DOP o IGP y venden productos con nombres similares que en muchos casos se han producido en el país durante décadas, a menudo originalmente iniciados por inmigrantes de países europeos.

    Los EE. UU. son los más vocales sobre este tema y fue uno de los temas que impidió la progresión de las conversaciones sobre la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión entre la UE y los Estados Unidos (TTIP).

    El Consorcio de Nombres Comunes de Alimentos, con sede en Virginia, ha argumentado durante mucho tiempo que la UE está tratando agresivamente de restringir el uso de términos "genéricos" para productos como "parmesano" y "havarti" a través del modelo IG. Para esto último, la Comisión está impulsando el registro del queso como IGP.

    Mientras tanto, las negociaciones comerciales con Australia se estancaron a principios de este año luego de que el comisionado de Agricultura Phil Hogan dijo que la UE se negará a firmar cualquier acuerdo hasta que se resuelvan las disputas sobre las compañías australianas que usan IG para sus propios productos.

    Sin embargo, el crecimiento y la expansión del modelo de producto protegido de la UE no muestran signos de desaceleración, dado que el acuerdo Mercosur de la UE se basa en el principio de "lista abierta", lo que permite agregar nuevas IG de ambos bloques después de su entrada en vigor.

    La Comisión Europea también propone relajar las reglas para simplificar el registro de los esquemas de IG como parte de su reforma de la Política Agrícola Común para 2020-27.

    Además, a los productores de IG se les dará la oportunidad de integrar la tecnología moderna y los conocimientos técnicos en sus prácticas de producción tradicionales, lo que potencialmente llevará a un aumento significativo en los volúmenes de producción y exportaciones cada vez mayores a una creciente lista de mercados en todo el mundo.

    traducido por el OCLA de IEG Vu – AgriFood por Adam Sharpe