Actualidad noticias

  • Una mirada sobre el panorama lechero de noviembre de 2018 20/11/2018


    CONDICIONES AGROCLIMATICAS

    Llegamos a mediados de Noviembre con lluvias acumulando entre 150 y 250 mms en gran parte de la Cuenca Oeste. Con noticias de Santa Fé, de precipitaciones mayores y graves inundaciones. De esta forma, tropezamos otra vez con el clima, que había venido acompañando bastante bien en nuestra zona. Y regresaron viejas preocupaciones y renovadas complicaciones, que esta vez no se originaron en la temperatura del océano pacífico ecuatorial, sino en el calentamiento del atlántico subtropical sur (frente a nuestras costas). En la segunda quincena de Noviembre, la entrada de masas de aire frío, que ya trajo heladas a partir del 15, disiparía las tormentas y podría mejorar de momento las condiciones de trabajo en el campo. El SMN pronostica para Bs As en Nov-Dic-Ene: Precipitaciones normales o algo superiores a las normales, y temperaturas medias normales para esta época del año.

    PRODUCCIÓN Y PERSPECTIVAS

     

    Fuente: OCLA

    Mientras, en los tambos… el barro nos complica mucho. Y cuando se vaya el agua, habrá que evaluar las pérdidas en el área sembrada para la gruesa, y encarar la resiembra (el que pueda). Venimos bien de pasto, y apartando potreros para rollos (que, llegado el momento, esperamos tener condiciones que nos permitan hacerlos) Las relaciones de precios con los insumos para la alimentación empezaron a mostrar una mejora contra los meses previos, aunque se encuentran todavía lejos de las del año pasado. La curva nacional de producción en el acumulado Ene-Oct, marca +5,6% sobre 2017. En nuestra cuenca está igualada o ligeramente por debajo. Los tambos del sudoeste (Villarino) hoy tienen buena humedad y pasto, y los cupos de riego alcanzan bien. Pero antes agotaron reservas, y debieron asumir un mayor costo por concentrados.

    EL ESCENARIO COMERCIAL

    Octubre: Una brecha abierta entre la necesidad y la posibilidad

    Octubre, en la Cuenca Oeste, mantuvo el ritmo de recuperación de precios observado en los últimos meses, y que parece proyectarse hasta fin de año, al menos. Es decir: alrededor de 5 a 7% de incremento, según los casos (las características de las industrias, de los tambos, y los espacios disponibles para la negociación). Esto mantiene abierta la brecha entre las necesidades de los productores y las posibilidades que habilita el mercado por estos días. Y configura un badén, que por lo profundo y prolongado, es difícil de atravesar. La suba de este mes estuvo en 7,14% en $/litro y 8,67% $/KSU. En la comparación interanual (a moneda corriente) quedamos arriba +50% en “$/litro” y +49% en “$/KSU” sobre 2017. Y en dólares, los precios se ubicaron en torno a u$s 0,2350/litro, y u$s 3,30/KSU. ($35,70/u$s Oct., Márgenes Agropecuarios).

    Noviembre: Dependemos de nosotros y de la “macro” para salir adelante