Los suministros mundiales de leche, de nuevo en la oscuridad 05/07/2017

  • Los productores de leche de Oceanía han enfrentado algunas condiciones difíciles en los últimos años, pero se está produciendo un mejoramiento y, junto con las mejoras registradas en Europa, la oferta mundial de leche ha vuelto a un crecimiento leve.

    El crecimiento de la producción de leche en todo el mundo en 2016 fue el más bajo desde 1998, lo que demuestra el impacto que experimentó la recesión de los productos lácteos.

    Pero ahora la mejora de la situación en los mercados mundiales de productos lácteos ha abierto el camino de los precios más altos de la leche, levantando el freno a la producción de leche en Oceanía y Europa.

    La producción neozelandesa terminó la temporada pasada apenas 0,6% respecto al año anterior. El último trimestre de la temporada mostró un crecimiento del 7% gracias a las favorables condiciones de finales de verano y otoño y puso a los agricultores en una buena posición para entrar en la nueva temporada.

    Con un aumento en los precios de la leche pronosticados para esta temporada, que comenzó en junio, AgriHQ pronostica un aumento del 4% en la producción de leche.

    Susan Kilbsy, analista de AgriHQ, dijo en términos porcentuales que es probable que los ascensos se vean mucho mayores que esto durante los primeros meses de producción. Los contratos extra de leche de invierno disponibles este año significarán más leche recolectada durante junio y julio, pero los tonelajes reales seguirán siendo bajos. Solamente el 1,7% de la oferta anual de leche se recolecta normalmente durante los meses de junio y julio.

    También se espera que las recolecciones de leche en agosto, septiembre y octubre, llegando al pico de la temporada, sean mucho más altas que el año pasado.

    Los comentaristas del mercado también están pronosticando que los productores de lácteos australianos regresarán la próxima temporada. La temporada actual, que finalizará a finales de junio, parece terminar con un descenso del 8% con respecto al año anterior y el resultado de una temporada muy dura que lidió con bajos precios de la leche y condiciones climáticas difíciles a principios de temporada.

    La mejora de las perspectivas mundiales de lácteos y la feroz competencia entre los procesadores para asegurar la oferta, ha traído consigo mejores pronósticos de precios de la leche para la próxima temporada.

    Dairy Australia dijo que esto, combinado con una baja producción anterior fácil de mejorar y condiciones climáticas normales esperadas, daría lugar a una lenta recuperación la próxima temporada, un aumento de 2-3%. Se advirtió, sin embargo, la recuperación en Australia es probable que se vea limitada por el impacto negativo en las finanzas de esta temporada, el tamaño de los rebaños y la confianza.

    Se esperaba que la producción de leche en Europa mostrara un crecimiento del 0,6% este año, pero el crecimiento real de aquí en adelante, será mucho mayor compensando la contracción del 2,1% desde el primer trimestre.

    Los suministros mundiales de leche registraron un crecimiento negativo entre junio de 2016 y febrero de 2017, pero hemos estado observando un crecimiento positivo desde entonces.

    No debe esperarse una elevación muy grande. Como sabemos, estas respuestas no duran mucho tiempo, pero esta vez un crecimiento más moderado de la demanda mantendrá los precios de los productos lácteos bajo control y pondrá un freno en los precios de la leche para limitar la elevación de la producción. También hay menos capacidad de crecimiento bajo sistemas de producción intensivos,  debido a una respuesta de la industria a las regulaciones ambientales.

    traducido por el OCLA de Dairy Week, NZX Agri – Steph Holloway