La UE se convertirá en el mayor exportador de lácteos del mundo en 2026, por delante de Nueva Zelanda 22/12/2016

  • La producción mundial podría mostrar un crecimiento moderado durante la próxima década según el último informe de previsiones a mediano plazo de la Comisión Europea. Este aumento estará impulsado por los continuos incrementos en el consumo de productos lácteos. Sin embargo, los menores ingresos y el crecimiento demográfico hacen pensar que la demanda mundial va a crecer a un ritmo relativamente más lento, de un 1,8% por año.

    El crecimiento de la producción en la UE se estima en una media de 1,4% durante el período de 10 años. El aumento del consumo interno, en particular para el queso, absorberá parte de ese crecimiento, aunque la mayor parte de esta cantidad adicional irá dirigida a los mercados de exportación. Como tal, se prevé que la UE se convertirá en el mayor exportador mundial de productos lácteos en 2026, justo por delante de Nueva Zelanda.

    Los precios se prevén que sigan limitados al corto plazo por las elevadas existencias de leche descremada en polvo. Sin embargo, se espera que los precios aumenten por encima de los 35 centavos de dólar en la segunda parte del período de proyección, es decir, entre 2021-2026. A pesar de que el aumento de los precios de la leche puede llegar tarde, la Comisión Europea estima que la rentabilidad de las explotaciones se mantendrá estable gracias al menor costo de los alimentos para el ganado.

    extractado de agrodigital.com