Panorama Lechero – marzo 2019

22/3/2019


  • CONDICIONES AGROCLIMÁTICAS

    En la Cuenca Oeste, estamos transitando Marzo con las buenas condiciones agroclimáticas que nos siguen acompañando. Las lluvias de este mes resultaron en gral propicias (entre 30 y 100 mms), y abundantes en la zona que más lo necesitaba para recomponer sus reservas de humedad, como era nuestro sudoeste (100 a 200 mms). Los pronósticos empiezan ahora a coincidir en que el fenómeno “El Niño” que suele instalarse en los meses de primavera, esta vez lo hará en el otoño, en forma moderada, por lo que desde Marzo y hasta Mayo, el SMN proyecta para nuestra región y gran parte de la provincia, la probabilidad de lluvias normales o superiores a lo “normal”, con temperaturas medias normales para esta época, y la posible aparición de tormentas localmente intensas, tal como ha venido sucediendo en los últimos tiempos.

    PRODUCCIÓN Y PERSPECTIVAS

    Las condiciones climáticas que en general, vienen predominando en la Cuenca Oeste, han permitido confeccionar buenos silos, con altos rendimientos de los maíces, y también desarrollar la instalación de los verdeos de invierno en tiempo y forma, como ocurre por estos días con las pasturas plurianuales. Esto nos predispone mejor para enfrentar lo que viene, pero ya no puede cambiar los malos efectos de 2018, que han agudizado la habitual caída estacional del verano. A nivel nacional, la producción muestra una caída de -9,8% tanto en febrero sobre enero, como sobre el propio febrero de 2018. Y tomando el primer bimestre 2019/2018, se verifica una caída de -8,5%. La industria estima que tendremos un 1er semestre por debajo y un segundo semestre por encima de 2018, cerrando en paridad +/- 1%.

    EL ESCENARIO COMERCIAL

    Febrero: La competencia tonificó la recuperación en los precios.

    Al haber las industrias empezado el 2019 sin stocks adecuados, con una caída estacional de la producción acentuada por efectos residuales de un muy mal año previo en lo económico/financiero, y factores climáticos adversos sobre algunas cuencas “clave”, se amplió la brecha oferta-demanda, y esto siguió impulsando la competencia entre industrias por la leche. Lo cual explica el buen paso que en este mes pudimos dar en la recuperación real de los precios. Los precios crecieron alrededor de 8,5% en $/litro y de 6,0% en $/KSU. Mientras que en la comparación interanual (a moneda corriente) se ubicaron alrededor de 80,5% por encima de 2018 en “$/litro”, y 77% en “$/KSU”. De esta forma, expresados en dólares, los precios quedaron entre u$s 0,26 y u$s 0,27/litro, y entre u$s 3,70 y u$s 3,90/KSU.

    Marzo: Permanece muy activa la demanda de leche.

    Como todavía faltan algunas semanas hasta alcanzar el momento de mínima producción del año, y las industrias necesitan cada vez más leche (mantienen abultada capacidad ociosa, se vienen moviendo los precios de sus productos a nivel local, y han mejorado las condiciones del mercado externo), la demanda permanece muy activa, sosteniendo la recuperación del precio para los tambos, que todavía tiene mucho por ganarle a la inflación y al dólar, hasta lograr una relación positiva entre el “Índice de Precios” y el “Índice de Costos”, y acceder a imprescindibles niveles de rentabilidad, que son condición para poder retomar una senda de crecimiento.

    EL ESCENARIO INSTITUCIONAL

    La perspectiva del sector y la del país La empresa de producir leche y elaborar productos lácteos está claro que, además de dar más o menos satisfacción y beneficios a los involucrados en ella, se justifica socialmente por contribuir a la sana alimentación de los seres humanos. Aportamos un alimento de alto valor biológico. Y lo tenemos que hacer a precios compatibles con la capacidad de compra de los consumidores, que es dinámica y está condicionada por la “macroeconomía” que siempre prevalece, y está fuera de nuestro control. Ese es el escenario en el que nos desenvolvemos los tamberos, los industriales, los proveedores de bienes y servicios. Toda la cadena lechera. Y es el funcionamiento que desafía nuestra competitividad para poder lograrlo, obtener una rentabilidad razona ble, permanecer, y desarrollarnos en la actividad. En esta complejidad, abundan por supuesto los conflictos y las comuniones de intereses. Y el gobierno de turno, como administrador del Estado tiene que manejar recursos escasos y conflictos, buscando la armonía del conjunto. No se debe a ningún sector, pero tiene que atender a todos. Por eso, a la hora de las propuestas, es bueno recordar que la perspectiva de nuestra empresa, está ligada en gran medida a la de nuestra cadena. Y la de la cadena, a la del conjunto de nuestro país. Todos tenemos algo para pedir y algo para ceder y sobre todo, mucho para dialogar y negociar.

    extractado por el OCLA del boletín de CAPROLECOBA