Rebote de los precios de los productos lácteos “no lo suficiente” para revivir la producción de leche de Nueva Zelanda 01/12/2016

  • El repunte del  50% de los precios desde junio, seguirá siendo insuficiente para tirar de la producción de leche en el mayor exportador de Nueva Zelanda desde su más larga caída en al menos medio siglo.

    El USDA en Wellington, en su primera estimación para la producción de leche de Nueva Zelanda el próximo año, la ubicó en 21,17 millones de toneladas, una disminución de 0,6% respecto a la estimación para 2016. También marcaría un tercer año consecutivo de disminución de la producción por primera vez en los registros que se remontan a los años sesenta.

    La previsión viene a pesar de un fuerte repunte de los precios de los productos lácteos este año, en parte como respuesta a la disminución de la producción en los principales exportadores de productos lácteos como Nueva Zelanda y la Unión Europea.

    Los precios en GDT,  se han recuperado en la segunda mitad de 2016 para alcanzar máximos de dos años. "La industria lechera espera que haya visto el fondo de este ciclo de precios de los productos lácteos durante el trimestre de abril a junio, y la recuperación de los mercados lecheros desde junio es el signo de una tendencia más sostenida a precios más altos que el precio de octubre de 2015, Dijo la oficina.

    "Hay luz al final del túnel."

    Fonterra actualizó su precio estimado de leche de granja tres veces en los últimos cinco meses, en un total de NS $ 1.75 por kilogramo de sólidos lácteos a NZ $ 6.00 por kilogramo de sólidos lácteos. "Esto tendrá el efecto de empujar la mayoría de las granjas de vuelta a una pequeña ganancia, o punto de equilibrio".

    Primeros reembolsos de deuda

    Aun así, tales aumentos "probablemente no serán suficientes para estimular un aumento de la oferta de leche" el próximo año, gracias a la extensión de las deudas acumuladas por los productores durante la caída del precio de los productos lácteos.

    Las granjas lecheras de Nueva Zelanda perdieron un promedio de 1,31 dólares neozelandeses por kilogramo de sólidos lácteos en el año hasta mayo, el peor resultado en 13 años y un factor que disuadirá a los productores de aumentar la producción de nuevo por el momento.

    "La mayoría de los agricultores han soportado uno o dos años de pérdidas financieras financiadas principalmente por el aumento de la deuda bancaria. "A medida que la rentabilidad regrese, el pago de parte de esta deuda tendrá prioridad sobre las inversiones para aumentar la producción".

    "El rostro del sector está cambiando"

    Sin embargo, a largo plazo, la producción de leche se recuperará, aumentando un 1-2% al año de 2018 a 2022, ayudado por aumentos de la productividad. Aún así, "es probable que tarde de dos a tres años antes de que la producción nacional de leche vuelva a los niveles alcanzados en 2014".

    Las exportaciones de productos lácteos, por su parte, se pronostican un descenso del 1,3% en 2017, incluyendo una caída de 0,8% en los envíos de leche entera, hasta un mínimo de cuatro años de 1,31 millones de toneladas.

    De hecho, para el crecimiento, los comerciantes de productos lácteos están buscando productos de mayor valor, alejándose de los productos básicos. "La cara del sector lechero de Nueva Zelanda está cambiando, de una industria basada en productos a granel a un productor de una amplia gama de productos de consumo, ingredientes de servicio de alimentos y productos básicos tradicionales".

    La leche y la crema tratadas con ultra alta temperatura (UHT), y la leche para lactantes, que actualmente representan alrededor del 11% de los volúmenes de exportación, "podrían representar cerca del 30% del total en cinco años" si continúan las tendencias actuales.

    agrimoney.com